domingo, 25 de agosto de 2013

¿Pilipinas? ¿Filipinas?

Foto: Logotipo de la edición del año 2013 de la "Vuelta Ciclista a Filipinas" , donde se puede apreciar el uso del término Filipinas en vez de Pilipinas, para referirse al país. letourdefilipinas.com
La Komisyon sa Wikang Filipino (Comisión Nacional de la Lengua o KWF) ha abierto una polémica sobre el nombre oficial del país a raíz de la publicación en su página web del artículo Mungkahing pagbabalik ng gamit ng “Filipinas” habang pinipigil ang paggamit ng “Pilipinas” (Propuesta de retorno a “Filipinas” suprimiendo el uso de la denominación “Pilipinas”). El artículo, publicado en http://www.kwf.gov.ph/?page_id=3032, comienza exponiendo que el nombre original dado por Ruy López de Villalobos en 1548 y reiterado por Legazpi en 1565 fue usado durante los movimientos por la independencia por José Rizal, Plaridel, Bonifacio, Jacinto y Mabini. El resultado fue la creación de la primera república de Asia llamada “República de Filipinas”. La “F” de Filipinas se perdió debido a que el alfabeto tagalo no tiene ese fonema siendo sustituida por la “P” de Pilipinas. Sin embargo, con la creación de una lengua nacional tomada del tagalo, el sonido “F” fue de nuevo incorporado al alfabeto en el año 1987. El artículo considera “ridícula” y “complicada” la reiteración del uso de la forma Pilipinas cuando la constitución del año 1973 determinó que la lengua nacional sería el filipino. No se entiende que “filipino” sea el lenguaje, Pilipinas el país y Pilipino la cultura de sus habitantes. La tesis es que sería conveniente unificar estos términos en favor de la palabra Filipinas como nueva denominación oficial del país. En una resolución emitida por KWF se expresa que el cambio quiere promover una denominación oficial que refleje la historia y el desarrollo como nación del país. Por ello, el nombre de “Filipinas” debe ser introducido de forma gradual en documentos de todo tipo y sellos. También se promovería el cambio de la denominación de las instituciones, cambio no obligatorio ya que sería necesario respetar aquellas que hubieran adquirido una denominación oficial antes de la incorporación de la “F” al tagalo. En cambio la denominación sería obligatoria para todas las que se creen despues de la resolución propuesta por KWF. La Asociación Nacional de Lengua y Literatura tagala (Pambansang Samahan sa Linggwistika at Literaturang Filipino) ha pedido a KWF que detenga sus intenciones de que este cambio del nombre oficial salga adelante. Su punto de vista es que, aunque es cierto que López de Villalobos dió al país este nombre en honor al entonces rey de España Felipe II posteriormente fue cambiando a Pilipinas al no existir el sonido “F” en las lenguas nacionales. Este hecho adquirió un significado especial despues de 1898. El nombre de Pilipinas estuvo asociado al final de la ocupación española, según el argumento de la Asociación Nacional de Lengua y Literatura tagala. Otro argumento dato es la confusión que un eventual cambio originaría entre los estudiantes, en un periodo en el que la educación obligatoria prolonga su duración gracias al programa “K + 12″ implementado este curso. De forma adicional, sugieren que cualquier cambio quedaría arrollado por la globalización a la que atribuyen un “clima” favorable al idioma inglés por lo que la sustitución de la “P” inicial (ya sea en Pilipinas o en Philippines ) por una “F” sería como dar un salto hacia atrás en la Historia. En el mes de agosto se celebra el Buwan ng Wika o mes de la lengua.

Autor: e-dyario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada